Un kayakista que había salido a navegar en la costa de la localidad de San Clemente del Tuyú, a la altura de Punta Rasa, fue localizado y rescatado esta tarde por un buque dePrefectura luego de estar dos días perdido en mar.

Marcos Tabarcachi, de 29 años, ingresó al agua con su kayak a pesar del fuerte oleaje en la ciudad costera. Su idea era adentrarse unos veinte metros para pescar durante alrededor de una hora. Sin embargo, al momento de empezar el regreso a tierra firme, no pudo remar contra la corriente.

“Me pasó por inconsciente, por irresponsable. El mar estaba bravo y me metí igual“, dijo tras ser salvado a unos 18 kilómetros (nueve millas náuticas) de la costa. La búsqueda había comenzado el domingo, cuando la pareja del joven pidió ayuda a Defensa Civil.

Policía y padre de un hijo, el hombre oriundo de Jujuy relató a odisea, en la que tuvo que lidiar con vientos muy fuertes y olas grandes: “Sentía muchísimo frío, porque estaba en remera y pantalón corto”.

Alegando de que tiene conocimientos básicos de supervivencia, Tabarcachi mencionó que cuando perdió contacto visual con la costa, optó por guiarse por el sol para tratar de remar hacia la playa.

“La primera noche pensaba en mi familia y cuando se hizo de día remé sin parar desde que amaneció hasta que oscureció. Estaba cansado: veía la orilla, pero no podía llegar“, dijo a la señal TN.

El momento más duro que afrontó fue durante el lunes, cuando se le dio vuelta el kayak: “Pensé que iba a morir porque eran olas muy grandes y se me hizo muy difícil nadar para recuperar el remo y llegar de nuevo al kayak. Sabía que si no lo hacía estaba perdido”.

“Agarré el remo y después el kayak, pero no pude darlo vuelta. Hice como diez intentos de darlo vuelta para subirme y no pude, así que opté por subirme al kayak dado vuelta y así quedé hasta que me encontraron“, agregó.

Tabarcachi dormitó sentado de a ratos hasta que finalmente fue divisado por un avión de la Prefectura, que tras el reconocimiento marcó la ubicación para que el guardacostas “Bahía Blanca” pudiera recogerlo.

Visiblemente agotado, al subir a al embarcación abrazó a los rescatistas y en la costa fue recibido por aplausos de los veraneantes presentes.

En el operativo de rastrillaje participaron además un helicóptero PA-14 que partió desde la Estación Aérea de Mar del Plata, el guardacostas “Lago Mascardi” y otros botes semirrígidos.